domingo, 21 de septiembre de 2008

***EL OTRO EKEKO***

El otro ekeko

Gerardo Chávez

Técnica: Colores de tierra sobre arpilla

440x400 cm.


Nivel semántico:

Referente: El Ekeko es un dios doméstico de la buena fortuna y prosperidad entre los pueblos andinos peruanos. Tradicionalmente es representado por figuras pequeñas como dijes de un hombre panzón cubierto con una plétora de objetos caseros, ornamentos, y otros pequeños adminículos que tienen un significado especial para un determinado individuo o familia.
Selección:
El Ekeko de gran tamaño cargado con figuras humanas, enanos, vacas, cerdos, pájaros, ojos, además de otros objetos, no tradicional al Ekeko que conocemos en el mundo andino.
Combinación: El Otro Ekeko de Gerardo Chávez difiere radicalmente de los acostumbrados por su monumentalidad, y por estar densamente cargado con figuras humanas, enanos, vacas, cerdos, pájaros, ojos, y otros objetos. Este Ekeko además se aleja de la tradición al ser representado falazmente, y claramente se ve que también es una imagen de la fertilidad, y no simplemente un dije de buena fortuna.
Significación: El Ekeko y los elementos que lo acompañan irradian buena suerte, prosperidad, felicidad (debido a los personajes cuentan con instrumentos como si estuvieran viviendo una fiesta), fertilidad, y buena voluntad.

Nivel sintáctico: El tratamiento del espacio es de forma rectangular, no muestra un espacio externo ya que todas las imágenes que se encuentran sobre el Ekeko están dentro del marco. La división es horizontal, teniendo en cuenta que la mayor cantidad de elementos se encuentran entre la parte superior y central, ya que en la inferior hayamos las piernas; y una profundidad laberíntica.

Nivel pragmático: Este tema es distintivamente peruano, y proclama la identidad peruana de Chávez y su reconocimiento a la universalidad sin tiempo y vitalidad de los mitos peruanos. El otro Ekeko representa su imaginario, en donde busca salir de lo tradicional, imponiendo otros criterios como la fertilidad, una danza donde todos participan, hombres y animales sobre este Ekeko. Posee valor utópico, exaltando la divinidad. No se presenta a un Ekeko típico, sino uno que muestra la unión del hombre con la naturaleza, y por ende su cosmovisión andina en forma de una fiesta. Presenta un valor lúdico, ya que el Ekeko es el espacio donde está la gran fiesta entre hombre y la naturaleza; además de ser denso, nos remite a la representación de la cosmovisión andina. Posee valor crítico, ya que busca revalorar a su manera la tradición andina peruana, desde su vivencia. También, posee un espacio-proyecto: valores utópicos.

11 comentarios:

fabian75 dijo...

me gusto mucho tu explicacion del ekeko es muy clara y didactica

Hombre Extraño dijo...

Es probable que este comentario no tenga absolutamente nada que ver con el análisis semántico, sintáctico y pragmático que has hecho del cuadro (del cual este delirante lector quedó medio desconcertado, medio enredado y medio asombrado); pero es inevitable que lo escriba, pues gracias a la entrada, he recordado una pequeña y vana etapa de cierta infancia melancólica...


Solía mi abuela encender su Ekeko, pidiéndole siempre dinero, buena salud y felicidad para ella y para todos en la familia. Siempre que iba a visitarla encontraba el Ekeko con un cigarrillo bajo los cerámicos labios que, a modo de ofrenda, el benefactor divino aceptaría.

Todo esto me causaba mucha gracia, pues en casa se seguía la nada parcial ideología atea de mi padre que, cómo imaginarás, no creía ni en dioses, ni en divinidades , ni en Ekekos. Así que él era uno de los que trataba de convencer a la abuela, a que dejara de hacer eso.

Todo acabó la tarde en que mi abuela llamó asustada a casa, contando que hace unas horas casi se le incendiaba la casa... el Ekeko se había caído y su habitual cigarrillo, esta vez fue fulminante, había encendido las cortinas. Felizmente todo no pasó de un susto.

Mi padre no sabía cómo ocultar su dicha... pero mi abuela supo refurgiarse en otro encanto: se volvió católica...


Saludos, mujer liberada...

leirbaG dijo...

Hey, hola Miroma... vaya parece que has quedado muy sorprendida por las enseñanzas de Mihaela Radulescu, la semiótica es la voz !

***MIROMA ROIG*** dijo...

***MUCHAS GRACIAS FABIAN...***

***MIROMA ROIG*** dijo...

***HOMBRE EXTRAÑO, POR QUÉ QUEDASTE "desconcertado, medio enredado y medio asombrado"???***

Anónimo dijo...

me recuerda a keith haring

Anónimo dijo...

ese hombre extraño je je je

el medio rollo que se mando

ja ja ja.

Anónimo dijo...

Al leer el comentario que haces, quiero solamente destacar y que se tome en cuenta que el Ekeko es de origen Kallawaya, cultura que aun se encuentra ubicado en territorio boliviano. Esto tiene su relación histórica, en las leyendas y mitos que tenemos y creemos aun los que llevamos aun la sangre de nuestra cultura. POr favor, solamente eso, espero que se respete los origenes y se hable con propiedad. Sin duda que mis abuelos al efectuar viajes por diferentes lugares del continente sudamericano llevaron algo de su cultura y fueron dejando esa tradición, como también en Ecuador.

Gracias.
rayodeluna@hotmail.com

Anthony James Ramos Vargas dijo...

olas niña, bueno espero estes bien. Yo recorriendo todo el Perú, ahora estoy por cajamarca y luego la otra semana iquitos y asi estare viajando. Espero estes bien y pronto estes haciendo lo que mas te gusta. Te deseo siempre lo mejor niña.
Atte.
Anthony James Ramos Vargas

Anónimo dijo...

Hola MIROMA ROIG sabes me agrado la explicacion del ekeko ,bueno te digo que hoy compre uno aqui en Cusco-Peru,me nacio la curiosidad dever si todo era cierto de loque dicen,que cumple deseos y fortuna y salud,etc..espero que sigas asi explicando mas sobre este personaje.ok tu amigo humberto Sanchez..Lima.

Gaston Caffa dijo...

En la pintura de Gerardo Chavez hay un poco de todo, según la mirada que hago de ésta obra. A parte del personaje que figurativamente representa al ekeko, pareciera tambien haber algunos signos que se prestan para una analisis un poco mas psicológico, yo veo una explosión de sensaciones, como si el autor estuviese en una etapa muy fructifera y fertil artisticamente, y porque no, personalmente tambien. Las formas que se unen a otras y que dan nacimiento a otras figuras, muestran un cambio continuo, evolucion y transicion. Yo lo relaciono directamente con la inspiración del artista, esa sensación que nos nace del alma y nos late en el pecho incitando a plasmar todo lo que visualmente pueda ser plasmado en una misma representacion, en este caso todos los estados animicos dentro de un mismo ser.